Ir y venir en 2002, fue la primera ocasión en la que coincidieron Valcárcel Medina y José Guerrero. Sin mucho que ver entre sí, el pintor, caracterizado siempre por llegar tarde a tiempo (al Nueva York del expresionismo abstracto...